Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Pilates Center Conxi Martí

Conxi MartíJoseph Pilates creó el método mezclando varias disciplinas y lo empleó, inicialmente, para entrenar a cuerpos de élite, tales como detectives, militares o incluso boxeadores profesionales. Más adelante, debido al curso de su vida, pudo aplicar el método tanto a modo de rehabilitación y como parte del entreno de bailarines profesionales, lo que nos da una idea de la versatilidad de este método.

El Pilates clásico, tal y como lo diseñó Joseph Pilates, ha sido objeto de muchos estudios y análisis, lo que ha generado una evolución de la técnica, basándose en los conocimientos más actuales relacionados con la anatomía y biomecánica. Por esta razón, esta técnica ha sido incluida en programas de entrenamiento para deportistas de élite, como por ejemplo el equipo español de natación sincronizada, tenistas como Rafael Nadal o jugadores de fútbol como Puyol, entre muchos otros.

En un plano más físico, el método se centra, principalmente, en el fortalecimiento de la musculatura estabilizadora del tronco, zona lumbar y abdominal (también conocida como centro) y cintura escapular. Este fortalecimiento, genera un mayor control sobre el movimiento global y rangos articulares, equilibrio de todos los grupos musculares, flexibilidad, mejor capacidad torácica y alineación corporal, también a nivel de estructura ósea. Todos estos beneficios mejoran considerablemente el patrón de movimiento que necesitamos en el deporte que practiquemos, consiguiendo mayor calidad. De este modo, evitamos sobreesfuerzos, sobrecargas innecesarias y minimizamos el riesgo de lesión.

A nivel mental, en la técnica Pilates se requiere un control sobre la respiración y mucha concentración. Nos invita a ser más conscientes de nuestro cuerpo y el entorno, siendo de gran ayuda para sobrellevar la presión y las exigencias de cualquier deporte.

Tal cómo decía Joseph Pilates, “en 10 sesiones notarás la diferencia, y en 30 te cambiará el cuerpo”. En la primera sesión, uno ya es capaz de notar músculos que no había ejercitado antes con otro tipo de entrenamiento. Existe una amplia variedad de ejercicios, empezando por el nivel más básico y progresando a ejercicios que exigen un mayor reto, en los que se requiere fuerza, control, precisión, fluidez y concentración.

Existen en el mercado, las modalidades de suelo o estudio, que además incluye entreno con aparatos y resistencias, generadas por muelles y poleas. Los aparatos másConxi Martí comunes en los estudios, diseñados directamente por Joseph Pilates, son el Reformer, el Cadillac, la Chair y el Barril. La mejor opción será aquella que englobe todas las posibilidades y equipamiento para llegar al objetivo. Como apunte extra, te diré que el Pilates bien realizado es guiado desde un profesor a, como máximo, tres alumnos. Pues son estas las personas que el creador del método pensó podía atender como es debido. Así pues, si acudes a una clase de Pilates para cincuenta personas, cuidado si no lo has hecho nunca o tienes poca experiencia, puedes hacerte daño y, por supuesto, eso no es Pilates.